Una escapada a La Rioja

Buenos días!

Una zona que nos gusta visitar por sus pueblos, sus bodegas y sus gentes es La Rioja y como estamos en “Mi rincón glotón” nos vamos a ir para allá de pinchos, a Logroño, en concreto.

Nos gusta hacer escapadas de día y de vez en cuando nos gusta escaparnos a Logroño. Y algunos pensaréis.. y qué hay allí? Pues para empezar se cambia de aires y para eso es un sitio tan bueno como cualquier otro, pero además sus gentes son fantásticas, muy amables, acogedoras… y tiene una rutilla de pinchos que lo tiene todo, rico y a buen precio. Qué más se puede pedir?

Un plan que nos gusta hacer es dar una vuelta por algún pueblecito antes. Laguardia me encanta! Este pueblo tiene un encanto especial. En invierno, entre semana y por las noches está algo desierto pero los fines de semana al mediodía y en cuanto empieza a hacer mejor tiempo, está lleno de vida. Sólo por un paseo por sus calles merece la pena la visita.

camino de laguardia

El día que fuimos había cientos de pajarillos en los cables eléctricos y en los árboles. Era alucinante!

Las fotos que vais a ver de Laguardia están tomadas por la noche, siento que salgan oscuras.

laguardia

(Laguardia)

mesa botas

mesa bolsos

(Unas mesitas que me encantan, con esculturas de bolsos y zapatos preciosas)

Tras una visita a Laguardia nos dirijimos a Logroño.

cartel

Una vez allí nos damos una vueltecita por sus calles, no puede faltar la visita al mercado donde los puestos de verduras y las carnicerías son las protagonistas.

Hay muchos restaurantes y riquísmos por aquella zona, algún día dedicaremos un post a alguno de ellos pero esta vez íbamos simplemente a tomar un pique para volver a casa después de comer; y con esa idea y algo de apetito ya nos dirigimos a la calle Laurel.

Calle Laurel

Una de las cosas que me sorprendió la primera vez que fui a Logroño y visité la calle Laurel fue que había bares que sólo tenían una cosa, como es el caso del champiñón, que hay dos bares que solo tienen champis; o el de las patatas del Jubera que luego veremos, el bar Simpatía con el cojonudo que ya no está pero le cedió el pincho a otro bar y que también veremos luego…y así unos cuantos. Ahora han cambiado varios bares y ya se pone un poco de todo en todos pero a mí eso de que cada uno tenga su especialidad y hagan una sola cosa me encanta!

Así empezamos con el champi del Soriano

Champi1

A la vuelta del Soriano nos encontramos con el bar Paganos, donde sirven unas brochetas deliciosas. Las hay de tres tipos, de ibérico, de txistorra o morunos de los de toda la vida. En casa somos unos incondicionales la de ibérico, riquísima, pero seguro que las otras están igualmente ricas.

Las hacen delante tuyo en una parrillita que domina el parrillero a la perfección.

morunos

Seguimos con el “cojonudo”, que no deja de ser una rebanada de pan con un huevito de codorniz, un trocito de chorizo picante y una alegría (pimiento rojo picante típico de aquella zona) pero está muy rico. Como os adelantaba, antes este pincho lo servían en el Bar Simpatía y no recuerdo si había algún otro pincho, creo que no, pero de haberlo daba igual porque sólo salían bandejas repletas de cojonudos que duraban lo que canta un gallo! Era muy gracioso. Yo no soy muy de cojonudo pero he de reconocer que el pinchito tiene su aquél.

cojonudo

Tras el cojonudo vamos al Jubera a por unas patatas bravas. Sí ya sé que unas patatas bravas no tienen nada de especial pero es que éstas están para chuparse los dedos. Con las patatas caseras, con sabor a patata, patata de la tierra, un sabor inconfundible! No tenéis más que verlo

jubera1

Y con esto ya se queda uno servido. Si alguien se queda con hambre hay un pincho que no solemos perdonar que es el “bocatita Agus”, intenso. Lleva carne de moruno y una salsa especial. Muy sabroso pero “contundente” y la última vez que fuimos no era el día pero si volvemos no faltaré en enseñároslo. Además hay otras especialidades de la zona como las zapatillas (tostas de jamón con tomate), matrimonio (bocatita con antxoas y boquerones), el embuchado (tripas de cerdo enrolladas y fritas; especial pero por allí gusta mucho).

Esta no es más que una opción de ruta de pinchos por Logroño pero obviamente bares hay muchísimos y cosas ricas en cada uno de ellos. Si sois de allí o habéis estado ya de visita por aquella tierra y tenéis alguna recomendación que hacer en cuanto a planes, pueblos, bodegas, bares…lo que queráis; me encantaría conocerla.

Y nada más por hoy. Desde aquí os animo a ir a pasar un día por allí. Con una visita a algún pueblo de los alrededores o visita a una bodega, es un plan perfecto para una escapada de fin de semana.

Anuncios

5 pensamientos en “Una escapada a La Rioja

  1. Me encanta tu sección “Mi roncón glotón” Siempre nos enseñas sitios estupendos con manjares deliciosos 🙂 Dan ganas de teletransportarse, jeje ;P
    Un besito y feliz día!

  2. ooooh! La Rioja!!! Nosotros tenemos la gran suerte de tener grandes amigos allí así que cuando hacemos visita tenemos unos guías fantásticos!!!

    mmm…qué ganas de un pintxo y vinito!!! genial el post!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s