Una mañana en Tolosa

Buenos días!!

Hoy nos vamos a pasar la mañana al corazón de Guipúzcoa, a Tolosa, y a comer a Santa Marina. Es un plan que nos encanta hacer de vez en cuando.

Tolosa es un pueblo con mucha vida. Siempre hay actividades y están enfocadas para que participe todo el que quiera, sin distinciones. En el centro del pueblo hay una plaza donde siempre te vas a encontrar con algo. Si no son actividades gastronómicas (un concurso de tartas, el día del hongo, de la repostería, y hay puestos donde se pueden comprar o desgustar los diferentes productos), es una movilización por algún tema que preocupe en ese momento (la implantación de una incineradora, la ley de dependencia,…), o una demostración de deporte vasco, o de música..Y todos conviven en un mismo espacio. Hay una gran libertad de expresión y sobre todo mucho respeto y eso es algo que admiro de este pueblo.

Nos gusta ir el sábado. Además de porque trabajamos el resto de la semana, es el día de mercado y los mercados me chiflan! Me podría pasar horas paseando entre los puestos y en esto he tenido suerte porque estoy con alguien a quien también le encantan y así podemos disfrutar juntos de algo que nos gusta a los dos y es una gozada.

Pero volvamos al paseo que si no no acabamos. El fin de semana pasado, como hacía tiempo que no íbamos nos animamos a acercarnos por allí, cámara en mano para enseñaros sus calles y sus mercados. Así ya teníamos una excusa para comer fuera de casa y pasar el día por ahí a pesar del mal tiempo que acompañaba.

Se celebran tres mercados, uno en el Tinglado, de productos autóctonos; el que se celebra en la Plaza de la Verdura de flores y plantas y el de la Plaza Euskal Herria de productos foráneos y textiles.

Y sin más rodeos empecemos la visita:

entrada3

Esta es una de las entradas al “cogollo” de Tolosa, a sus calles más estrechas, su parte vieja.

Nada más cruzar el arco, a la derecha, junto al río, nos encontramos con “El Tinglado”, el espacio reservado al mercado. Sencillo, a pie de calle, sin barreras, sin puertas, fachada… Abierto por tres lados, únicamente tiene una “pared” con amplios ventanales en forma de arco, techo de cristal y se apoya en pilotes sobre el río. Y ahí comparten espacio todos los caseros con sus productos: panes ecológicos, verduras, nueces, quesos que hacen que la pobre Lani se vuelva loca; flores, huevos, conservas (mermeladas, piparras-guindillas), y las alubias rojas o como se dice aquí, las “babarrunas”, producto estrella de la zona.

Tinglado collage2

Una vez nos hemos dado una vueltilla por el Tinglado nos adentramos por las callejuelas, pasando por la Iglesia, descubriendo lugares auténticos en los que no nos habíamos fijado antes.

Collage calles

Y llegamos al mercado de las flores, en el corazón de la parte vieja. Es un lugar muy especial que me gusta mucho visitar.

2ºmercado

Allí hay puestos de plantas, flores y de esquejes. Me encantaría tener un huertito y cada vez que veo estos esquejitos me digo ¿por qué no lo intentamos con algo pequeño al principio? Unas plantas aromáticas para empezar y quizás también unas lechugas, por qué no. Este año igual lo intento, ya os contaré.

Tras un aperitivillo y una vueltilla más cogemos el coche y de “excursión” a Santa Marina. No se puede llamar pueblo porque no exagero si os digo que son 2 casas. Allí está Segore etxea, a donde nos dirigimos. Es un caserón donde dan comida casera riquísima a buen precio y donde Lani siempre es bienvenida así que es un sitio de referencia para nosotros si andamos por esta zona. Pero no sólo la comida y el buen rato que pasamos allí son un aliciente para subir hasta allí sino que la simple subida ya es excusa para ir.

Pasamos por el pueblo de Albistur -famoso por sus alubias-, llanos verdes y bosques todavía pelados en esta estación del año. Hace malo y la niebla se cuela y nos tapa el paisaje tan bonito de los valles de alrededor pero con lluvia y bruma también tiene encanto.

subida a sta marina

Y así, subiendo subiendo llegamos a Santa Marina. Como os adelantaba, un caserón, con unas vistas impagables y un amplio césped con columpios donde pueden jugar niños y mascotas.

Collage2

La comida riquísima! Plato estrella las alubias y el pollo pero allí todo está rico, la verdura, ensaladas, carnes, caza… hasta los postres!

Os dejo unas cuantas imágenes:

collage comida

Qué os parece?

Hemos salido de la ciudad, pasado una buena mañana, no hemos hecho comida y es un plan que podemos hacer en compañía de niños y de nuestras mascotas. ¿Qué más se puede pedir?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s