Mad Café, una hamburguesería que merece la pena visitar

Buenos días!

Como os adelantaba en el post del lunes, el fin de semana pasado nos escapamos a Madrid. Fue una visita fugaz pero nos cundió, la verdad es que no paramos. Conocemos muy bien la ciudad pero eso no quita para que no madruguemos y aprovechemos cada momento del día para desconectar, pasear por sus calles y descubrir sitios nuevos.

El viernes por la noche fuimos a cenar al Tandoori Station, un restaurante indio que nos encanta y del que ya os hablé aquí.

El sábado madrugamos, fuimos a desayunar a una de las cafeterías de siempre que pueblan la ciudad con esos camareros como los de antes que te dan conversación y te tratan de usted y tras un rico desayuno tradicional nos pusimos en marcha para callejear y ver tienditas. Anduvimos de punta a punta de la ciudad. El tiempo se nos echó encima y se nos empezó a abrir el apetito. Barajamos varias opciones pero al final nos decantamos por comer en una hamburguesería. Se puede decir que somos personas que cuidamos nuestra alimentación, no en el sentido de dieta sino más bien, de comer bien. Comemos limpio, mucha fruta, verdura, legumbres y en este sentido somos unos privilegiados por vivir donde lo hacemos y porque tenemos la suerte de tener productos de huerta recién cogidos casi a diario. La verdad es que no comemos mucha carne. Nos gusta, pero puntualmente, y normalmente la comemos fuera de casa. No decimos que no a una buena chuleta, a mí la costilla me encanta o a una hamburguesa de vez en cuando pero en casa es raro que haya.

Cuando salimos solemos aprovechar para comer cosas que habitualmente no comemos y esta vez nos decantamos por una hamburguesa. Xabi es un guindilla y siempre está buscando sitios donde ir, ya sea lugares que visitar, bares, restaurantes..Había leido acerca del Mad Café, una hamburguesería de concepto americano, y fuimos a investigar.

logo

Se encuentra en la Latina, en una callecita peatonal poco transitada. Debe de haber otra en la zona de Alonso Martinez en el que además hay ribs pero no lo conocemos, sin duda la próxima vez que vayamos iremos a probar.

Es un local normalito en cuanto a espacio, ni muy pequeño ni grande…en dos alturas, blanco y con una decoración muy actual. El lugar nos dio enseguida muy buena impresión, los camareros, la limpieza, el olor…(no olía a nada).

puerta

mostrador

vista desde arriba

Nos arriesgamos a ir sin reserva y dio la casualidad de que tenían sitio pero es mejor llamar antes de ir. La carta no es demasiado extensa pero lo suficiente para crearte la duda a la hora de elegir qué pedir. Las raciones son muy generosas, es más, yo creo que con una hamburguesa vas que chutas, son enormes! La hamburguesa viene sola, es decir solo la carne o la carne con lo que la pidamos según la especialidad por la que optemos, así una vendrá con guacamole, otra con chile, otra con bacon y queso, etc… y aparte la lechuga, cebolla, tomate y las patatas fritas, fieles acompañantes de este plato. Es algo que me extrañó al verla porque estoy acostumbrada a que esté todo junto pero que me encantó. Hay que decir que no es casualidad que esto sea así porque la carne es la protagonista en estas hamburguesas; tiene un sabor buenísimo, intenso a parrila.. y al comerla se aprecia mejor.

Para beber una amplia selección de cervezas artesanas son uno de los atractivos del lugar. Aquí no puedo recomendaros ninguna porque ya nos habíamos tomado dos cañitas, con la comida nos iba a llenar demasiado y no probamos ninguna pero si vais y lo hacéis no dudéis en contármelo.

No pedimos nada de primero. Vimos que las raciones que sacaban eran grandes y para dos nos pareció demasiado si luego queríamos aprovechar la hamburguesa pero si se va con amigos los aros de cebolla o las alitas tenían una pinta buenísima. Yo opté por una hamburguesa normalita, de bacon-queso y Xabi fiel seguidor del programa crónicas carnívoras, se decantó por una hamburguesa con chili. He de decir que la suya estaba exquisita! Mejor que la mía incluso, por variar pero también porque el chili era finisimo, estaba muy rico y con la hamburguesa estaba espectacular.

bacon cheese burger

chili burger

Con un plato ya nos quedamos bien pero vimos que los postres tenían muy buena pinta y no nos resistimos a pedir un carrot cake que acompañamos con un batido de vainilla. No pude evitarlo, cuando vi que le traían uno a la mesa de al lado me entraron unas ganas locas de tomarme uno y menos mal que lo pedimos. Estaba impresionante! Con trocitos de vainilla de verdad, tenía un sabor! Y la tarta no se quedaba atrás, jugosa y riquísima. Puedo decir que lo bordamos.

batido

Ya sabéis, si un día estáis por Madrid y estáis con capricho de hamburguesa no dudéis en pasaros por el Mad Café, no os arrepentiréis!

 

Anuncios

6 pensamientos en “Mad Café, una hamburguesería que merece la pena visitar

  1. Ay, a mí me encanta ver que me escribes!jajaj Pues sí que está bueno todo lo de este itio sí, un gran descubrimiento! Además es como un todo porque el ambiente es bueno, la música… un gran acierto!
    Feliz día igualmente Cruz!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s