Desuet: en busca de nuevos hallazgos

Buenos días!

Los que me seguís desde hace un tiempo sabéis algunas cosas de mí a través de mis elecciones a la hora de enseñaros casas, de las decoraciones y tendencias que me gustan, de los detalles que compartía cada mes con vosotros… Poco a poco y muchas veces sin quererlo se voy desvelando trazos de mi carácter y hoy voy a confesaros otro de mis vicios. Los brocantes!

Me encantan los mercadillos de segunda mano. Me pierdo en ellos y podría pasarme horas mirando esos pequeños tesoros olvidados y pensando que utilidad les podría dar. Es algo que me viene de mi madre. A ella le encantan las antigüedades y las pichias y de acompañarla se me contagió ese amor por las cosas viejas que vuelve loco a uno que yo me sé. La casa de mis padres no es una casa al uso, está repleta de pequeños detalles que pueden hacer que para cualquiera que la visite sea algo agobiante pero a mí me encantan cada uno de ellos y no la imagino de otra forma. Cada cosita tiene una historia. Algunas (las más) una historia antigua y otras una historia que empezó con ella, con mi ama, pero quien sabe donde acabará. Desde pequeña me ha interesado saber de qué material es esto, de dónde es aquello y qué utilidad tenía…, Hay tantos objetos que se pierden inevitablemente con el tiempo y que se pueden aprovechar! Son solo un ejemplo de ello los tocadiscos, radios antiguas, muebles de todo tipo (casilleros, butacas, mesas, sillas, marcos de ventanas, persianas, puertas), maletas antiguas, sombrereras, maletín de limpiabotas, lecheras, carboneras, cocinillas antiguas…Todo este mundillo de los brocantes es para el que le guste de verdad porque para encontrar algo que nos guste ves muchísimas cosas que no valen la pena pero a mí me gusta tanto la salsilla de buscar y rebuscar, conocer de donde vienen las cosas, descubrir siempre algo nuevo, regatear…y compartir esos ratitos con mi madre y seguir aprendiendo de ella porque me queda tanto por aprender!

Desgraciadamente yo creo que por aquí la cultura de los mercadillos está algo perdida y, a mi modo de ver algo desvirtuada, lo que es una pena. Llevo años ya visitando Alemania en verano con mis padres y no dejamos de sorprendernos de los magníficos mercadillos que hay por allí. Encuentras verdaderas joyas. Son una pasada! En Francia también hay mucha cultura de los brocantes, Bélgica… En otra vida o en esta quien sabe no me disgustaría ganarme la vida comprando aquellos objetos que “me digan algo” y vendiéndolos, dándoles esa segunda oportunidad. Eso no deja de fascinarme, pensar en esa persona a la que habrán pertenecido y el recorrido que habrán tenido.

A ver si saco tiempo y dedico un día un post a los mejores mercadillos que he visitado y os enseño algunas de mis adquisiciones pero voy a dejarme ya de rollos que con la excusa de enseñaros una tienda “brocante” que he descubierto en Milk Magazine me he perdido en mis pensamientos…

Se trata de Desuet. Un brocante online. Tiene cosas interesantes a precios razonables y tiene otras con precios algo caretes a mi juicio como suele ocurrir en muchos de estos sitios online pero se trata de una página que descubrí ayer y que me pareció interesante compartir con vosotros. En estos sitios muchas veces encuentras algo que no habrías creído encontrar, es verlo o visitar el sitio en el momento justo.

Os dejo con algunos de los objetos que más me han gustado:

vitrine roulotte / desuet.fr

Etabli "vert d'eau" / desuet.fr

Canapé roulotte de "désaccord" / desuet.fr

Lampe fleur vert pâle de "désaccord"/ desuet.fr

Table vert clair / desuet.fr

Vía

Qué os parece, os dan ganas de visitarlo? Lo conocíais ya? Conocéis alguna tienda de este estilo que os gustaría compartir? Estaría encantada de que me descubráis sitios nuevos.

Que tengáis un buen día, hasta mañana!

Anuncios

4 pensamientos en “Desuet: en busca de nuevos hallazgos

  1. Si vas algún día a Alemania ya te diré, son increíbles! Unos objetos y unos precios de alucinar. Luego me da rabia que encuentras aquí cosas de allí a las que les cuadruplican el precio pero enfin… Es otra cultura y otro sentido de lo que son los brocantes.
    Aquí cerquita justo cruzando la frontera hay unos cuantos que no están mal, si te vas a acercar algún día avísame y te digo cuando son y donde para que podáis daros una vueltiya y ver. Que tengas un buen da! Un abrazo

  2. Bueno, completamente de acuerdo contigo en lo de los brocantes. Me encantaría viajar a Francia de ruta por almonedas o más cerca, en Cataluña parece que también hay tiendas chulas. ¡Es una suerte que puedas visitar Alemania todos los veranos y que tu madre te vaya enseñando los secretos del mundillo!
    Un beso

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s