Madre y algo más

Buenos días!

Como muchas personas hoy en día, vivo acelerada, y no conforme con eso al final del día me quedan 100.000 cosas por hacer. Siempre con la sensación de que me falta tiempo para hacer todo lo que me gustaría y con el trabajo a jornada completa, perro y niño es difícil no verse inmersa en la rutina y “perderse” en el día a día.

Soy una persona con muchos sueños y proyectos. Desde los más sencillos como el diario y álbum de fotos que hago para Ager desde que me enteré de que estaba embarazada, a algunos más complicados como un curso de fotografía y de Lightroom que tengo pendientes de hacer y un curso de psicología infantil online que empecé y que no sé cuando acabaré…

Tengo un bebé y quiero dedicarle todo mi tiempo libre (que entre semana con un trabajo a jornada completa es bien poco) pero no quiero renunciar a aquellas cosas que me hacen feliz porque no sería justo para nadie, ni para mi, ni para el peque.

Hay cosas que he tenido que aplazar como mis clases de pintura pero no las quiero dejar y no lo voy a hacer. Habrá quien piense que es muy egoísta por mi parte pero yo creo que no, que al revés.

Hay un momento, cuando nace el bebé en que tenemos que dejar de lado muchas cosas pero eso no tiene porque significar que haya que renunciar a todo.

Al principio tu vida gira en torno a él, a sus hábitos, sus rutinas, su sueño, su hambre, los ratitos de estimularle cuando está despierto, etc.. y en mi opinión es el momento de amoldarnos a él. No hay sensación de sacrificio, es lo que tiene que ser. Pero con el paso del tiempo podremos ir poco a poco haciendo que él también se amolde a nosotros y ese es el momento de poder disfrutar de cosas que nos hacen felices y que nos sientan bien, y habrá algunas de esas cosas que podamos compartir con él.

Mi vuelta a las clases de pintura llegará pero hasta entonces hay cosas que puedo compartir con mi pequeño que me van a venir bien a mí, y a él también.

image

Todos los días al volver del trabajo sacaba a Lana y ese era nuestro rato. Andábamos, yo leía mientras ella jugaba con algún palo..y no volvíamos hasta la hora de cenar hiciese el tiempo que hiciese. Echo de menos esos ratos. Desde que nació el niño no hemos podido hacerlo, ella sale por las tardes con el peque y para cuando yo llego ya nos quedamos en casa porque es tarde ya para el enano pero ahora que el peque ha crecido los fines de semana podemos volver a dar nuestros paseos y a esos largos ratos en el campo que tanto bien nos hacían.

image

image

image

image

image

image

image

Es la forma que tengo de poner todo a cero y abstraerme de todo un rato. Lo necesito y me alegra poder volver a disfrutar de esos momentos tan preciados para mi no solo con Lani ya, sino con el peque y saber que él también disfruta, explora, conoce, siente..

No sé que hobbys o aficiones teneis ni si habeis podido seguir practicándolos despues de ser madres pero no hay que renunciar a nuestras pasiones. Habrá cosas que quizás tengan que esperar pero hay que buscar esas otras que nos hacen felices y podamos compartir o compaginar y no dejarlas porque estando bien nosotras nuestros niños también lo estarán.

Anuncios

6 pensamientos en “Madre y algo más

  1. Bueno ya ireis encontrando maneras de pasar algun ratito vosotros. Nosotros dimos con una chica cuando me reincorporé a trabajar que es uncielo y con quien dejamos al enano y cuando está con ella tengo la tranquilidad de saber que está bien. QUién sabe igual con el tiempo podeis pensar en alguna vez que salgais dejarla con alguien así. POco a poco. Un abrazo!

  2. Yo también estoy empezando a leer de nuevo, por las noches, después de acostarlo. A las clases no puede venir porque hay mucho aguarras y es un ambiente un tanto “tóxico” para el peque pero las retomaré en enero igual, un ratito los viernes que tengo la tarde libre en el trabajo. Y el resto del tiempo libre que me queda se lo dedico a él y a Lana y el fin de semana que ya estamos toda la familia con paseos, aire libre y estar todos juntos me vale.
    Los conciertos llegarán seguro. Una noche de todas maneras, de vez en cuando no puedes dejarle con alguien? Es bueno de vez en cuando y sienta muy bien. Y ya cuando podáis ir juntas de conciertos ni te cuento!

  3. pues te admito que hay una cosa en concreto que echo de menos, que es ir a conciertos. aunque un dîa iremos en familia, aquî està permitido llevar a peques, no hay que ser mayor de edad (aûn recuerdo un concierto de guano apes en madrid, con una amiga que cumplîa 18 en diciembre y por un mes no la dejaron entrar!). por lo demàs he îdo muy poquito a poco recuperando mi vida, sobre todo encontrando tiempo para leer, pero es que a mî me dio muy malas noches hasta que cumpliô los 2.5 anyos, y no era persona.
    igual puedes llevar a ager a tus clases…

  4. Yo no soy madre pero estoy totalmente de acuerdo contigo. Una tiene que ser feliz, con los suyos pero feliz.

    Me parece muy bien que quieras retomarlo todo y que hayas encontrado tu momentico con tu perri y el nene :*

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s