Una mañana de domingo en blanco y negro

Buenos días!

Desde hace un mes estoy inmersa en la segunda edición del curso La Naturaleza de las personas que imparte la fotógrafa Raquel Chicheri, una gran profesional a la que no tengo el gusto de conocer personalmente pero de la que estoy aprendiendo muchísimo, disfrutando y exprimiendo al máximo sus clases. No la conozco personalmente pero de ella sé lo buena profesional que es, lo bien que explica las cosas para una novata como yo y desde luego si es una profesional excepcional tiene que ser aun mejor persona solo por la sensibilidad que transmiten sus fotografías.

Yo trabajo como abogada de lunes a viernes, a jornada completa.Mi trabajo me gusta y me satisface pero al salir necesito airearme y cambiar el chip. Me gusta salir con Lana al llegar a casa y por las noches el tiempo se me escapa escribiendo aquí y dando rienda suelta a mi lado más creativo, pintando, dibujando, creando álbumes con la técnica del scrapbooking y desde hace un tiempo me he propuesto dedicarle un tiempo a la fotografía. He descubierto que disfruto mucho con ello y poco a poco me gustaría ir dedicándole más ratos e ir desengranando sus secretos a la vez que descubro una forma diferente de ver las cosas.

Finalmente la clave está en el tiempo. Antes de tener al peque ya me faltaba para hacer lo que me hubiera gustado pero ahora ya andamos siempre a la gresca él y yo, él que dice que no puede hacer excepciones conmigo y yo que siempre quiero que me dé una tregua pero no hay manera, es inflexible! Suelen decir que querer es poder así que poquito a poquito, por las noches, voy intentando asimilar conceptos y en mis ratos libres, los fines de semana intento practicar; y en esas estábamos hace una semana…

068

Los domingos a la mañana, aprovechando que es uno de los pocos ratos que podemos pasar en familia, nos suele gustar ir a algún pueblo cercano, pasear y disfrutar de nuestra compañía, de estar juntos, sin pensar en nada más que en pasar un buen rato.

1

Ese día amaneció bueno y decidimos aprovechar los últimos coletazos de buen tiempo para ir a Orio, un pequeño pueblo costero que para mí tiene un encanto especial.

Ya os hablé de él hace ya un tiempo pero esta vez lo vamos a ver desde otra perspectiva. En blanco y negro.

071

Esta vez nos quedamos en la zona de la playa por eso no veréis fotos del centro del pueblo ni del paseo pero algún otro día os enseñaré aquella otra zona que es aun más bonita que ésta. De todas maneras si os quedáis con ganas de ver más de este pueblecito hace tiempo le dediqué una entrada que podéis ver aquí.

Y sin más dilación os invito a que me acompañéis en el paseo:

090

096

094

093

097

Volviendo de la playa, donde empieza el paseo hay un gran parquecito cercado con multitud de aves que son la atracción de niños y mayores. Ahora Ager es ya muy receptivo a su entorno y disfrutó mucho viendo a patos, ocas, gallinas, etc..y fue mi excusa perfecta para practicar

072 073 074 075 085

El curso es en realidad de la naturaleza de las personas pero como estoy empezando probé con todo y busqué ese punto de mira algo diferente.

138

101 106

132

119 120 124 127 129  141 135  142 105

Era la primera vez que utilizaba la cámara en blanco y negro, antes hacía las fotografías en color y en todo caso después les aplicaba un filtro para cambiarlas a blanco y negro, esta vez no.  Me gustó muchísimo la experiencia.

Soy consciente de que me queda un largo camino, también tengo que aprender a editar porque aun no me he aventurado a probar programas de edición pero sé que es algo que me gusta mucho, con lo que disfruto y si encima pueden salir cosas bonitas qué más puedo pedir!

Si estáis interesados la tercera edición empezará en enero y hay plazas libres, podéis informaros y apuntaros aquí.

Los cursos de Hello Creatividad me encantan. De hecho este blog nació de la primera edición del curso Hello Bloging hace ya dos años. Conocí a gente genial a la que sigo siguiendo hoy en día. Yo al final no tengo mucho tiempo que dedicarle al blog, para mí es una forma de evadirme y de compartir con quien quiera leerme esas cositas que me gustan pero hay gente que a hecho de él una herramienta para su profesión, con el que se han abierto camino profesionalmente hablando, de lo que me puedo alegrar más. Si estáis interesados en este mundillo os recomiendo que visiteis su página y sus cursos porque la gente que hay detrás es muy especial y no sólo vais a aprender sino que seguro que es una experiencia de la que no os arrepentiréis además de poder conocer a gente que vale realmente la pena.

Madre y algo más

Buenos días!

Como muchas personas hoy en día, vivo acelerada, y no conforme con eso al final del día me quedan 100.000 cosas por hacer. Siempre con la sensación de que me falta tiempo para hacer todo lo que me gustaría y con el trabajo a jornada completa, perro y niño es difícil no verse inmersa en la rutina y “perderse” en el día a día.

Soy una persona con muchos sueños y proyectos. Desde los más sencillos como el diario y álbum de fotos que hago para Ager desde que me enteré de que estaba embarazada, a algunos más complicados como un curso de fotografía y de Lightroom que tengo pendientes de hacer y un curso de psicología infantil online que empecé y que no sé cuando acabaré…

Tengo un bebé y quiero dedicarle todo mi tiempo libre (que entre semana con un trabajo a jornada completa es bien poco) pero no quiero renunciar a aquellas cosas que me hacen feliz porque no sería justo para nadie, ni para mi, ni para el peque.

Hay cosas que he tenido que aplazar como mis clases de pintura pero no las quiero dejar y no lo voy a hacer. Habrá quien piense que es muy egoísta por mi parte pero yo creo que no, que al revés.

Hay un momento, cuando nace el bebé en que tenemos que dejar de lado muchas cosas pero eso no tiene porque significar que haya que renunciar a todo.

Al principio tu vida gira en torno a él, a sus hábitos, sus rutinas, su sueño, su hambre, los ratitos de estimularle cuando está despierto, etc.. y en mi opinión es el momento de amoldarnos a él. No hay sensación de sacrificio, es lo que tiene que ser. Pero con el paso del tiempo podremos ir poco a poco haciendo que él también se amolde a nosotros y ese es el momento de poder disfrutar de cosas que nos hacen felices y que nos sientan bien, y habrá algunas de esas cosas que podamos compartir con él.

Mi vuelta a las clases de pintura llegará pero hasta entonces hay cosas que puedo compartir con mi pequeño que me van a venir bien a mí, y a él también.

image

Todos los días al volver del trabajo sacaba a Lana y ese era nuestro rato. Andábamos, yo leía mientras ella jugaba con algún palo..y no volvíamos hasta la hora de cenar hiciese el tiempo que hiciese. Echo de menos esos ratos. Desde que nació el niño no hemos podido hacerlo, ella sale por las tardes con el peque y para cuando yo llego ya nos quedamos en casa porque es tarde ya para el enano pero ahora que el peque ha crecido los fines de semana podemos volver a dar nuestros paseos y a esos largos ratos en el campo que tanto bien nos hacían.

image

image

image

image

image

image

image

Es la forma que tengo de poner todo a cero y abstraerme de todo un rato. Lo necesito y me alegra poder volver a disfrutar de esos momentos tan preciados para mi no solo con Lani ya, sino con el peque y saber que él también disfruta, explora, conoce, siente..

No sé que hobbys o aficiones teneis ni si habeis podido seguir practicándolos despues de ser madres pero no hay que renunciar a nuestras pasiones. Habrá cosas que quizás tengan que esperar pero hay que buscar esas otras que nos hacen felices y podamos compartir o compaginar y no dejarlas porque estando bien nosotras nuestros niños también lo estarán.

Un domingo cualquiera

Buenos días!

El fin de semana hizo un tiempo buenísimo. El domingo decidimos tomarnos las cosas con calma, lo que supone despertarse a las 8h y remolonear hasta las 8h30..(un lujo!)

image

Mientras Mr Dandelion se ocupaba del enano yo aproveché para planchar camisas. Sí, soy consciente de que no es nada “guay” pero todo en la blogosfera no ha de ser bonito y estupendo y como soy una chica normal con una vida corriente plancho, recojo, cocino y todas esas cosas. Así que el plan es: yo plancho mientras él se ocupa de nene y Lani y luego él se va a correr y yo aprovecho para vestir a nene, ducharme en modo “flash” cantando y llamándole para no perderle de vista (porque he aprendido a ducharme con los ojos abiertos) y,  prepararme para que cuando llegue él solo tenga que ducharse y podamos marcharnos. Y así nos dan a lo tonto las 11 de la mañana y nos ponemos por fin rumbo a Zarautz.

Zarautz es un pueblito costero muy bonito y lleno de vida en primavera y verano, después el pueblo se va vaciando y se queda con sus lugareños y se vuelve muy tranquilo. Tiene mar y montaña, unos caminos entre viñas fabulosos para caminantes y ciclistas, una playa preciosa ,paraíso de los surfistas y bares y restaurantes por doquier para aquellos a los que les llame más la gastronomía.

Zarauz:

A nosotros nos gusta mucho ir a dar una vuelta, cambiar de aires y tomar un aperitivo. Porque aunque estemos cerquita es increíble como cambia la gente, las tiendas… Yo lo noto mucho y me encanta.

Nos dimos una vueltecita por la playa y Lani pudo porfin volver a disfrutar de unas carreras y unos chapuzones en el mar

Family day:

Having fun:

Having fun:

Al mediodía paramos en la terraza del bar de Arguiñano que es donde mejor se está un día de sol;

Ager:

Zarauz:

le dimos al enano de comer y nos tomamos un txakoli con una Gilda mientras Lani y Ager jugaban. Se puede pedir más?

Best friends:

Best friends:

Y así sin hacer nada y haciendo mucho se nos fue la mañana felices y contentos con la sensación de haberla aprovechado.

My baby:

A vosotros que os gusta hacer los domingos por la mañana?

Aprender a disfrutar de los ratos en familia

Buenos días!

Ya se acerca el fin de semana y yo le quiero sacar chispas!

Feliz:

Hasta que conocí a Mr Dandelion (nunca sé como llamarle así que lo llamaremos así, no queda mal verdad?) yo era algo perezosa pero le conocí y las largas tardes de domingo viendo películas con mi madre dieron paso a largos paseos con él. Desde entonces me he vuelto mucho más andarina de lo que era y nos movemos mucho los fines de semana. No nos da pereza coger el coche e ir a la mañana a un pueblo y a la tarde a otro, o ir a andar por el monte.

Paseos que regeneran:

Paseos juntos:

Lani también es la razón de todo esto porque no es una perra muy casera. En casa está triste, aburrida y es salir a la calle y se transforma así que muchas veces también por ella nos esforzábamos en salir y normalmente no me cuesta pero algún domingo a la tarde que me hubiera quedado en casa y finalmente salimos no me he arrepentido. Sienta bien, y además son ratitos juntos que a la vuelta se agradecen.

Ratitos en familia:

El día a día es peligroso. Nos vemos por la noche y nos ponemos al día pero no hablamos apenas, cada uno cansado de su jornada. El fin de semana si estás con amigos o de recados no son momentos en que se puede disfrutar de la compañía del otro y es ese ratito en que estáis solos en familia el que no hay que dejar escapar y que hay que aprovechar para disfrutarlo a tope, porque luego llega el lunes pronto de nuevo y la rutina nos invade otra vez.

Naturaleza que inspira:

Ahora con el niño es algo que tengo claro, no quiero “perder el tiempo”, no quiero “dejar la vida pasar”. Quiero aprovechar cada rato que estemos juntos y disfrutar de nuestra compañía. Porque un ratito en casa está bien, es necesario pero llega un momento en que hay que salir y esa salida en familia tiene que ser especial. Porque ahora cada día es aprender algo nuevo y yo quiero estar ahí y participar de ello. Porque descubrir cosas juntos es bonito y tan sencillo.

Pararse a disfrutar:

Walks in family:

Un árbol, frutas, colores, un animal…el río. Nosotros tenemos suerte porque vivimos cerca del monte y podemos dar largos paseos por la naturaleza pero sino cualquier sitio es bueno, la diferencia es nuestra actitud ante ese paseo. Todo se contagia y nuestra ilusión, nuestras ganas y nuestra felicidad de estar juntos en esto se transmiten. Os animo a probar. A probar salir un día no a pasar el tiempo, no a ver si se duerme sino a salir para disfrutar de ese ratito juntos, a disfrutar de lo que nos rodea porque seguro que hemos hecho el mismo paseo miles pero si queremos y nos fijamos, veremos cosas diferentes porque el día no tendrá el mismo color ni la temperatura será igual, ni la gente que pasea serà la misma…

Little explorer:

En definitiva, os animo a ver las cosas de otra manera, a tomarnos nuestro tiempo y a aprender a parar y observar y disfrutar de los ratos juntos porque son un regalo, no los desperdiciemos. ¿Y vosotros, cómo aprovecháis estos ratitos en familia?

Buen día!

(Las fotos son del fin de semana pasado. No son las mejores fotos pero son lo que somos)

Planes para el fin de semana?

Buenos días!

Ya llega el fin de semana. Ya tenéis pensado qué hacer? Yo tengo alguna idea:

Madrugaremos!
image

Nunca he sido de mucho remolonear pero ahora con el bebé cualquier plan que tuviera de quedarme un ratito más en la cama se fue al traste así que lo aprovecharé para no desperdiciar ni un minuto de estos dos días que pasan volando.

Desayunaremos fuera de casa con la abuela
image

Me encanta desayunar. En casa y fuera de casa, es un momento del que disfruto pase lo que pase, es mi ratito de paz y de despertar despacio. Entro a la cocina y se para el tiempo, me preparo mi desayuno sin prisa pero sin pausa, con mimo, tomándome mi tiempo para disfrutar de él y después, en cuanto paso la puerta corre el tiempo de nuevo pero ese ratito es imprescindible para mí. Y si es especial en casa cuando lo hago fuera ya es el no va más! Una de las cosas que más me gustaba hacer el fin de semana antes de que naciera el enano era ir a desayunar con mi madre. Desde que nació no lo hacemos y lo hecho de menos así que este fin de semana retomamos las buenas costumbres. Mi zumito, mi té, y lo que sea la especialidad del lugar escogido, algún pastel, tostadas con aceite, crepes, gofres… Además son momentos que me gusta compartir con mi ama y que valoro mucho. Estamos todos los días como el perro y el gato, ni contigo ni sin ti, discutimos pero si no la veo me hace falta…y extrañamente cuando desayunamos las dos hay un pacto implícito de pasar un buen rato, sin discutir y son momentos que guardo para mí, no quiero que se pierdan. Hasta ahora eran ratitos nuestros pero vamos a hacer una excepción con el guindilla de la casa porque quiero que se una a nuestras reuniones y estoy segura de que cuando crezca le gustarán tanto como a nosotras.  Así que empieza una nueva etapa y retomamos viejas costumbres.

Visitaremos el mercado.
image

image

No hay cosa que me guste más que dar una vuelta por el mercado el sábado prontito por la mañana; sobre todo por las pescaderías, es un disfrute!

Si surge tomaremos un aperitivo con los amigos.
image

Si podemos cuadrar un aperitivo con los amigos, la mañana perfecta! Aunque sea una horita y sea un caos con todos los niños y no lleguemos a ponernos al día solo con vernos y disfrutar de un rato juntos está bien.

Y después el mejor plan, no tener plan!

No tener planes ni compromisos es algo que cada día valoro más. Nunca me ha gustado mucho tener planes que me comprometen ya con días de antelación pero cada día lo llevo peor. Cada vez valoro más la incertidumbre y la libertad de no estar comprometida a nada. Así que el resto del fin de semana no sé donde iremos, el lugar es lo de menos: un paseo por el monte, coger el coche y tomar algo en algún pueblo cercano Zarauz, Fuenterrabía, Pasajes… cualquier opción es buena. Y desde luego lo que sí sé seguro es que  disfrutaré al máximo de los ratos juntos en familia que entre semana se dan poco y es lo que más quiero.
image

image

image

Y tú, qué planes tienes para este fin de semana?

Fotos mías y vía Pinterest.

 

Y el final del verano llegó

Buenos días!

Ya estoy de vuelta con energías renovadas. Si dijera que descansada mentiría porque la verdad es que viajar con un bebé es muy bonito, ilusionante pero agotador también.

Por no poder coincidir con Xabi en las vacaciones, desde hace algunos años me voy de vacaciones con mis padres. Es un momento del año que espero con mucha ilusión y del que disfruto muchísimo. Con nuestros más y nuestros menos, son viajes de los que guardaré siempre un recuerdo imborrable. Los tres en coche recorriendo Francia, Alemania, Suiza, Holanda, mientras mi padre canta canciones country que me llevan a la infancia, visitando ciudades y pueblos preciosos, disfrutando de sus diferentes paisajes y de su gente y descubriendo mercadillos increibles de segunda mano que son nuestro vicio…

Este año había que cambiar el planteamiento ya que con el bebé tanto coche no era viable y buscamos un destino que pudiese ser del gusto de todos y donde además pudiera venir Lani.

Después de mucho buscar y barajar diferentes opciones optamos por ir a la zona de Girona. En un alojamiento rural (de él os hablaré otro día porque se merece un artículo aparte), en medio de la naturaleza, a media hora de las playas, hemos exprimido al máximo cada minuto, no sin hacer unos y otros sacrificios que se han visto recompensados por los muchos momentos especiales vividos juntos  y por poder ser testigos del día a día de peque.

image

Han sido días en los que hemos disfrutado mucho de la naturaleza,

image

exprimido cada minuto en familia y sobre todo, con el peque

image

image

También hemos disfrutado de ver a Lani en su elemento, y cada día más cercana del enano y más paciente con él

image

image

image

image

Hemos visitado pueblos y ciudades

image

image

image

image

Y hemos sido testigos de momentos que nunca olvidaremos, primeros besos y abrazos

image

y  de los primeros gateos

image

image

pero todo tiene un final y el final de las vacaciones llegó

image

Han sido unas vacaciones muy especiales de las que guardaré siempre un recuerdo imborrable.

image

 

Viva el verano!

Minientrada

Buenos días!

Aquí el viernes es fiesta, mañana será mi último día de trabajo hasta septiembre y no serían unas verdaderas vacaciones si atendiera al blog así que me despido ya hoy de vosotros hasta entonces a pesar de que para mí el blog es en cierto modo una vía de escape y de lo mucho que me gusta enseñaros casas bonitas, tiendas, lugares y compartir ideas y descubrimientos con vosotros.

Este año llego a agosto exhausta y eso que me reincorporé en marzo pero trabajo, casa, niño y perro es too much muchos días y espero poder disfrutar de mi familia a tope, sin prisas ni distracciones.

image

Pero no quería irme sin antes daros un consejo a todos aquellos los que no os vais. Disfrutad de vuestra ciudad y de sus alrededores con otros ojos. Intentad redescubrirla, verla con otros ojos, hacer lo que haría un extranjero en ella. Aprovechad para hacer cosas que no haceis de costumbre y buscad momentos así, de desconectar y vivir tu ciudad como si fueras un guiri porque sí se puede y hacedme caso, vale millones!

image

No dudeis en animaros si hay algún concierto o festival,

 image

image

image

Ir a pasar el día o la mañana a algún pueblo de los alrededores, alguna playa que no vayais nunca y comer fuera… es una buena forma de desconectar

image

image

 

image

image

image

image

image

image

image

De cara a septiembre mi intención es darle al blog una huella más personal y hablaros un poco de mis experiencias como madre y como mujer, ya con la perspectiva de los meses que han pasado, y poder compartir opiniones. Yo leo muchos blogs de personas a las que admiro en cierto modo y que muchas veces me han servido de ayuda, de inspiración y con toda la humildad me gustaría aportar aquí mi granito de arena.

Esperando que paseis todos unas muy felices vacaciones si las teneis y a los que no os podéis ir disfrutad mucho de los días de buen tiempo que nos dejan estos meses; me despido hasta septiembre. Un fuerte abrazo a todos!!!

Todas las fotos podeis verlas en mi cuenta de Instagram donde ya sabeis que podeis seguirnos en nuestro día a día.